Cómo hacer pasta fresca en casa

Cómo hacer pasta fresca en casa

Si quieres saber cómo hacer pasta fresca en casa, sigue leyendo, porque te vamos a demostrar que es mucho más fácil de lo que crees.

La pasta fresca puede parecer muy laboriosa y complicada de preparar, pero nada más lejos de la realidad. Se necesitan sólo dos ingredientes básicos y en una hora (incluyendo el tiempo de reposo), la tienes lista. En este caso hemos hecho todo el proceso –amasado, estirado y cortado- a mano. Más adelante te enseñaremos cómo ayudarte con pequeños electrodomésticos como la Thermomix, la amasadora o la máquina para pasta.

Te animamos a que intentes hacer pasta fresca en casa, ya que estamos seguros de que una vez que la pruebes, estarás deseando volver a hacerla. Y si tienes dudas sobre qué salsa elegir para acompañarla, échale un ojo a esta receta de espaguetis con champiñones en Thermomix.

 

 

Cómo hacer pasta fresca en casa
Imprimir

Cómo hacer pasta fresca en casa

Tiempo total 1 hora
Raciones 4 personas

Ingredientes

  • 400 g harina
  • 4 huevos
  • sal

Elaboración paso a paso

  1. Comienza preparando la superficie de trabajo. Lo ideal es que sea de madera, si tienes una tabla lo suficientemente grande, podría valer. En caso contrario, usa la encimera de la cocina o una mesa perfectamente limpia y seca.

  2. Coloca la harina formando un volcán en el centro. Casca los huevos en el hueco, añade una pizca de sal y bátelos ligeramente con un tenedor. Con ayuda de las manos, comienza a incorporar la harina desde los bordes del volcán. 

  3. Ahora ya puedes dejar el tenedor, porque para el resto de la preparación usaremos las manos. Continúa mezclando toda la harina con los huevos y amasando al mismo tiempo.

  4. Cuando el huevo esté ya completamente absorbido por la harina, tendrás seguramente una mezcla rugosa y con grumos. Amasa ayudándote de las palmas de las manos durante 10 minutos. Al cabo de este tiempo deberías tener ya una mezcla homogénea, elástica y manejable. 

  5. Envuelve la masa en papel film y déjala reposar entre 30 minutos y 1 hora a temperatura ambiente.

  6. Una vez pasado ese tiempo, desenvuelve la masa que ahora tendrá un aspecto más liso y divídela en 2 porciones. Deja una de las porciones tapada para que no se seque. 

  7. Esparce un poco de harina sobre la superficie de trabajo y comienza a estirar la otra porción de masa con un rodillo. Estira la masa en todas direcciones hasta que obtengas una hoja grande y fina.

  8. Para formar los espaguetis o tallarines, dobla la masa sobre sí misma varias veces y córtala en sentido longitudinal. Después separa las tiras espolvoreándolas con un poco de harina, para que no se peguen y déjalas reposar unos minutos antes de cocinarla.

  9. Repite el procedimiento con la porción que habías reservado.

  10. Ya tienes tu pasta fresca lista para consumir. Puedes cocerla en agua hirviendo con sal durante unos minutos y preparar alguna de las recetas que encontrarás en el blog. 

Notas de la Receta

  • Para hacer pasta fresca en casa, usa una harina 00 de buena calidad.
  • Si quieres, puedes sustituir parte de la harina por sémola de trigo. La pasta tendrá un acabado más rústico.

Deja un comentario

Cerrar
21 Compartir
Compartir19
+11
Twittear
Compartir
Pin1