Cintas integrales con pesto de calabacín y tomates

Espaguetis con pesto de calabacín y tomatitos

Aprovecha que el calabacín está de temporada para preparar estas cintas integrales con pesto de calabacín y tomates. Es un plato delicioso, fácil de preparar y ligero, perfecto para el verano.

Las salsas pesto son muy socorridas: admiten un montón de variantes, se preparan en un momento, puedes conservarlas en la nevera y sirven para tomarse tanto calientes como templadas. Esta versión de pesto de calabacín además usa una verdura que por su sabor suave suele gustar a todo el mundo, así que el éxito está asegurado.

En esta ocasión hemos sustituido los clásicos espaguetis por unas cintas integrales que combinan perfectamente con el pesto de calabacín y los tomates. Si no tienes a mano este tipo de pasta, puedes usar espaguetis o tallarines clásicos.

Cintas con pesto de calabacín y tomates

Tiempo total 25 minutos
Raciones 4 personas

Ingredientes

  • 400 g cintas integrales
  • 2 calabacines
  • 350 g tomates cherry
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puñadito de perejil fresco
  • 2 cucharadas queso parmesano rallado
  • 4 cucharadas aceite de oliva
  • sal y pimienta

Elaboración paso a paso

  1. Lava el calabacín y córtalo en trozos pequeños. Lava y seca el perejil antes de picarlo. Pon a calentar una sartén con 1 cucharada de aceite y el diente de ajo. Añade el calabacín y la mitad del perejil picado, saltea todo durante un par de minutos.

  2. En el vaso de la batidora pon el calabacín salteado, el resto de perejil fresco, ½ diente de ajo y 2 cucharadas de aceite de oliva. Tritura todo hasta obtener una pasta.

  3. Usando la sartén donde habías cocinado el calabacín saltea los tomatitos durante 5 minutos con sal, ajo y aceite.

  4. Cuece la pasta en una olla con agua hirviendo salada. Cuando esté al dente, escúrrela y viértela en la sartén con los tomatitos. Saltea todo junto unos minutos, incorpora el pesto de calabacín y mezcla bien.

  5. Distribuye en los platos espolvoreando con un poco de queso parmesano rallado antes de servir y, si quieres, un chorrito de aceite de oliva.

Notas de la Receta

  • Si la mezcla queda muy densa, puedes añadir media tacita del agua de cocción de la pasta en el momento de mezclarlo todo en la sartén.
  • Guarda el pesto sobrante en un recipiente cerrado dentro del frigorífico. Ya tienes una salsa preparada para otro día.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

12 Compartir
Compartir12
Twittear
Pin
+1
Compartir