Espaguetis con pesto de anchoas y judías verdes

Espaguetis con pesto de anchoas y judías verdes

Hoy vamos a darle una vuelta a la pasta al pesto gracias a las anchoas, a las judías verdes y a las patatas. No te lleves las manos a la cabeza, que enriquecer un plato de pasta al pesto con patatas y judías verdes es muy habitual en Italia, sobre todo con los espaguetis al pesto de albahaca clásicos. Allí suelen cocerse las verduras junto con la pasta y se mezclan con el pesto a la vez. Nosotros hemos seguido esta manera de proceder para hacer estos espaguetis con pesto de anchoas.

La salsa pesto que hemos preparado también está tuneada, ya que hemos sustituido la albahaca por mejorana y le hemos añadido anchoas y alcaparras, además de un toque picante con la cayena. ¿A que suena bien? Pues sabe todavía mejor.

Si no eres amante del picante, prescinde de la cayena. Te aseguramos que el resultado será igualmente delicioso.

Espaguetis con pesto de anchoas y judías verdes

Tiempo total 30 minutos
Raciones 4 personas

Ingredientes

  • 350 g linguine o espaguetis
  • 200 g patatas
  • 150 g judías verdes
  • 6 anchoas en aceite
  • 50 g aceitunas sin hueso
  • 1 cucharada alcaparras
  • 2 ramilletes mejorana fresca
  • 2 rebanadas pan del día anterior
  • 6 cucharadas aceite de oliva
  • 1 pimienta de cayena

Elaboración paso a paso

  1. Enjuaga las alcaparras bajo el agua del grifo para eliminar la sal. Lava la mejorana. Mete en la picadora las alcaparras, la mejorana, las anchoas, las aceitunas, la pimienta de cayena (sin las semillas) y pica todo hasta obtener una mezcla homogénea, vuélcala en un cuenco y añade el aceite de oliva. Comprueba el punto de sal.

  2. Pela las patatas y córtalas en trozos. Elimina las puntas a las judías verdes, lávalas y trocéalas. 

  3. Pon una olla con abundante agua al fuego. Cuando hierva, añade un puñadito de sal gruesa y echa la pasta, las judías verdes y las patatas. 

  4. Deshaz el pan en migas y tuéstalo en una sartén con una gota de aceite, hasta que se vuelva dorado y crujiente. Distribúyelo sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

  5. Cuando la pasta esté cocida, cuélala junto con las judías y las patatas. Añade el pesto que habíamos reservado mezclando con cuidado. Espolvorea con las migas de pan crujientes y sirve.

Notas de la Receta

  • Puedes sustituir las rebanadas de pan por 4 cucharadas de pan rallado si lo prefieres.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

6 Compartir
Compartir6
Twittear
Pin
+1
Compartir