Espaguetis con calabacín, queso azul y avellanas

Espaguetis con calabacín, queso azul y avellanas

Hace unas semanas te mostrábamos en instagram un paquete de bigoli frescos que encontramos en Lidl. Obviamente, se vinieron con nosotros a casa y, desde ese momento, estuvimos buscando una receta a su altura para probarlos. Poco después encontramos una buena idea en el blog italiano Pensieri e Pasticci, así que nos pusimos manos a la obra. Hemos adaptado un poco la receta original para convertirla en unos espaguetis con calabacín, queso azul y avellanas que están de muerte.

Para empezar, hemos sustituido el gorgonzola original por un queso azul que teníamos a mano y hemos reducido la cantidad. También hemos sustituido el tomillo fresco por tomillo seco. Eso sí, hemos usado bigoli frescos como en la receta original, pero si no encuentras este tipo de pasta, puedes usar unos vermicelli o incluso espaguetis gruesos.

A pesar de los cambios, los espaguetis con calabacín, queso azul y avellanas resultantes estaban espectaculares. La mezcla de la verdura y el queso se complementa de maravilla con el sabor intenso y crujiente de las avellanas. ¿Te animas a probarlos?

Espaguetis con calabacín, queso azul y avellanas
Imprimir

Espaguetis con calabacín, queso azul y avellanas

Tiempo total 30 minutos
Raciones 2 personas

Ingredientes

  • 250 g bigoli frescos
  • 1 calabacín mediano
  • 1 puñado de avellanas crudas
  • 80 g queso azul
  • 3 cucharadas leche
  • unas hojas de tomillo
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • sal y pimienta

Elaboración paso a paso

  1. Lava el calabacín y córtalo en juliana. Puedes ayudarte con un rallador de agujeros gruesos.

  2. Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén y saltea el calabacín rallado. Añade sal y pimienta a tu gusto, así como las hojas de tomillo. Cocina hasta que el calabacín esté tierno y ligeramente dorado.

  3. En un cazo a fuego suave, derrite el queso azul troceado junto con la leche, que incorporarás poco a poco, hasta obtener una mezcla espesa.

  4. Cuece los bigoli en agua hirviendo con sal. 

  5. Tuesta las avellanas en el horno o en una sartén sin aceite durante unos minutos. Pélalas y trocéalas con un cuchillo.

  6. Escúrre la pasta y añádela a la sartén con el calabacín. Saltea todo junto un par de minutos.

  7. Incorpora la crema de queso azul y mezcla bien, a fuego suave para evitar que se formen grumos.

  8. Sirve los bigoli con calabacín y queso azul espolvoreando por encima las avellanas tostadas.Si quieres ahorrarte un poco de trabajo, puedes comprar las avellanas ya tostadas y peladas.

Notas de la Receta

  • Si quieres ahorrarte un poco de trabajo, puedes comprar las avellanas ya tostadas y peladas.

Deja un comentario

Cerrar
3 Compartir
Compartir2
+11
Twittear
Compartir
Pin